Publicado el 1 comentario

Andy Warhol: El Gran Producto.

Foto: Jérôme Godichon.

El pasado mes desembarcó Warhol en el CaixaForum de Madrid, con unas 350 obras. Desde entonces la cola que se formaba para visitar la exposición superaba el resto de muestras que se han celebrado en este espacio los pasados meses.

La exposición llamada: El arte mecánico soporta la premisa en la que se basaba Warhol y su Factory. Del mismo modo que se imprimen, reproducen y reparten los tickets para visitar la muestra así realizaba él sus múltiples obras.

Foto: Jérôme Godichon.
Foto: Jérôme Godichon.

El público se reúne para hacerse selfies y disfrutar de las obras más icónicas de Warhol. Las latas Campbell, los retratos de Marilyn o los estropajos Brillo son el centro de toda cámara. Una gran retrospectiva, la más importante según he leído, realizada hasta la fecha en España.

Puede que tanto Pop Art nos haga POP en la cabeza, ya que resulta especialmente difícil poder disfrutar con tanta gente. ¿Debería haber aforo limitado?

Está claro que llevó hasta las últimas consecuencias su propia religión: la Fama. Esto se observa en una sala de artistas que han retratado a Warhol y que era una oda a su ego.

Foto: Jérôme Godichon.
Foto: Jérôme Godichon.

Una de las conclusiones que saqué en esta visita es que se trata de una exposición para recaudar,

una trampa para los “guiris del arte”, como la Gioconda en el Louvre o Las Meninas en El Prado. Obras tan conocidas que si tienes la oportunidad de hacerte el selfie de rigor, debes hacerlo.

Consecuencia directa de esto, es el comisariado, o la ausencia del mismo.

La muestra es una secuencia de obra tras obra, sin mayor explicación, sin mayor discurso que la propia exhibición. Podrían haber hecho algo más potente, con la gran selección de obras con la que trabajaban y no quedarse en algo tan vacío de mensaje.

Foto: Jérôme Godichon.
Foto: Jérôme Godichon.

Sin embargo, reunir tantas obras, procedentes de lugares tan diferentes, tiene sus cosas buenas. Considero que conozco bastante la obra de tamaño artista, y me he dejado sorprender con obras no tan conocidas, pequeñas joyas escondidas. La parte más interesante eran sus fotografías, vinilos y trabajos con otros artistas. Hubiera sido interesante adentrarnos en su labor en The Factory, la interacción con los artistas y lo que les rodeaba.

Para finalizar, obviamente en una exposición tan multitudinaria, tiene que haber cosas buenas y cosas malas. En este caso, recomiendo esa especie de instalación que hay, algo así como una inmersión en The Factory.

Foto: Jérôme Godichon.
Foto: Jérôme Godichon.

 

1 comentario en “Andy Warhol: El Gran Producto.

  1. […] un mes hablábamos sobre la exposición de Warhol, cuyas obras no habían sorprendido, pero el comisariado había dejado bastante que desear. Lo que […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *