¿Arte o hamparte? ARCO y JustMad 2018.

¿Arte o hamparte? ¿Obra o mercancía? ¿Censura o marketing? ¿Mercado o realidad?

En esta semana, de idas y venidas, el ajetreo febril de las ferias de arte nos embriaga. El olor a embalaje, a perfume caro y a paredes recién pintadas nos rodea en cada escenario efímero que forman dichas ferias.

Obviamente, cuando tu vida económica depende de un horario laboral común, lo tienes difícil para visitar cada una de las muchas ferias (ARCO y sus múltiples satélites) en tan solo 4 días. Este año me limite a ARCO (con pase de prensa –a 40€ la entrada, lo siento, pero no-) y a JustMad (bajo invitación).

Foto: Jérôme Godichon.
Foto: Jérôme Godichon.

Hubo alguna sorpresa que otras, caras familiares y sobre todo, más de lo mismo. En lo que a ARCO respecta, si fuiste hace 3 años, puedes prescindir de haber ido este año. Sé que su comité es muy estricto a la hora de seleccionar a galerías y artistas. Tanto que cada año exponen lo mismo pasado por la batidora del mercado del arte y las modas que puedan surgir en los últimos meses.

Las galerías, ansiosas de pagar los desorbitados precios de ARCO por el caché que les otorga, saben perfectamente el dossier que deben presentar. Una selección de obra, que ni mucho menos es la mejor o más innovadora. Las mismas galerías con las mismas propuestas, y alguna sorpresa extranjera se deja atisbar entre stand y stand.

Mientras el “mundillo” del arte español se felicitan por las ventas y los que no se lo pueden permitir

Foto: Jérôme Godichon.
Foto: Jérôme Godichon.

se hacen selfies ante las obras que han salido en la TV, yo me pregunto: ¿Cuándo se perdió la fe en el arte? ¿Está el mercado del arte español tan corrupto como su política? ¿Se ha perdido todo significado de lo que era el arte? ¿Será que lo que está de moda es el HAMPARTE? (Termino acuñado por Antonio García Villarán, ¡recomendado!)

Paseando por los pasillos de IFEMA veo obras que estéticamente pueden ser decorativas pero sin mayor trascendencia. Obras que, en definitiva, no te llegan.

Por otro lado hemos tenido el escándalo de la Censura en ARCO.

Que para quien no lo haya leído o visto, aquí dejo un link sobre ello. Pero mi pregunta es: ¿censura o marketing? Ya que gracias a esta censura el artista ha vendido obra que probablemente se hubiese quedado colgada para después volver a su hogar: el almacén.

Por otro lado, para mi sorpresa, encontré algo diferente cambiando de escenario.

JustMad me resultó muy curioso.
Foto: Jérôme Godichon.
Foto: Jérôme Godichon.

Propuestas interesantes, artistas en los stands presentando sus obras y, la reducción de esa sensación que me aturde cuando me rodea gente que me mira por encima del hombro.

Será ese ambiente joven y desenfadado, galerías que apuestan por sus artistas sin dejarse llevar demasiado por las modas o, el saber que tan solo eres un “satélite” girando sobre algo más grande en la que se fijan los demás; pero en más de un stand me quedé pensando en cuándo podría comprarme una obra como esa.

En este caso, creo que se podría resumir con “pequeñita pero matona”. No había grandes stands pero si grandes obras, y por suerte para los galeristas: Grandes Ventas. En cuestión de números, ha sido todo un éxito. ¿Será que estamos saliendo de la crisis? ¿Será que por fin el mercado se despierta tras una larga siesta, mientras la realidad para otros sigue estando en la cola del INEM?

Foto: Jérôme Godichon.
Foto: Jérôme Godichon.

 

1 Comment

  1. El arte de las exposiciones efímeras. García Villarán: artista y youtuber.

    28 marzo 2018 at 23 h 11 min

    […] Antonio García Villarán. Ya he recomendado en otro post un video en el cual habla sobre HAMPARTE. Un término acuñado por él mismo completamente necesario en el mundo del arte […]

Leave a Reply