Publicado el Deja un comentario

La importancia del comisariado: Espacio Fundación Telefónica.

Foto: Jérôme Godichon.

Hace un mes hablábamos sobre la exposición de Warhol, cuyas obras no habían sorprendido, pero el comisariado había dejado bastante que desear. Lo que nos lleva a la importancia del comisario, tomando como ejemplo el Espacio Fundación Telefónica. Sigue leyendo La importancia del comisariado: Espacio Fundación Telefónica.

Publicado el Deja un comentario

Olafur Eliasson, The weather proyect.

¿Qué? ¿Pasando frío? Pues traigo una alternativa a estas temperaturas invernales. Aquí tenemos la obra de Olafur Eliasson, The weather proyect de 2003.

Este artista danés, de padres islandeses, estudió en la Real Academia de Artes de Copenhague. Vive en Berlín y ha expuesto en varios museos y galerías de arte internacionales. Representó a Dinamarca en la bienal de Venecia de 2003 y su obra es, cuanto menos curiosa.

Con su obra explora la relación entre la naturaleza y la tecnología. A través de la temperatura, el olor, el aire, incorporándolo de un modo nunca visto hasta ahora.

La obra en sí, the weather proyect es una instalación a gran escala.

La realizó en la sala de turbinas de la TATE Modern de Londres, en la que dispuso espejos modificados en paredes y techo. De este modo un gran sol iluminó la sala, controlando la temperatura de la sala para crear una buena atmósfera.

Con esto Eliasson proponía una reflexión sensorial para interpretar las sensaciones que a cada uno le produzca el ambiente. Utilizando la luz como antítesis de la oscuridad, siendo el foco de pensamientos encontrados el que nos trasladan desde lo más ritual y antropológico, a lo más efímero y convencional.

Se trata de un proyecto que gira entorno a la ilusión óptica, que nos da seguridad y nos abraza. Aunque sabemos que no es real es lo que ensalza Eliasson en su obra. En la reflexión en la vacuidad, en la imitación de la imitación donde nada es, pero que aún así nos hace sentir seguros.

Esto me evoca a los egipcios al entrar al templo de Ra, sintiendo que el sol es fuente de vida y prosperidad. Y aunque somos capaces de crear soles artificiales, el hombre sigue necesitando la luz natural para sentirse ellos mismos, para verse, para conocerse, de modo que no deja de ser otra extraña manera de dar culto al sol y a la luz.

Esta obra además me llama la atención porque las fotografías obtenidas del público observando la obra me recuerda a la obra de Caspar David Friedrich, Mujer frente al sol poniente, de 1818. Esa misma silueta observando el sol…

Caspar David Friedrich, Mujer frente al sol poniente. 1818.