Colectivo Resiliencia

Colectivo cubano artístico multidisciplinar.

“Mientras el hombre continúe siendo el destructor despiadado del propio hombre no conocerá la salud ni la paz. Mientras el hombre masacre animales y la naturaleza, se matarán unos a otros. Ciertamente aquél que siembra la semilla del asesinato y el dolor, no puede cosechar gozo y amor”.

Pitágoras.

No se puede imaginar un pensamiento y una actitud ante la vida sin raíces ni propósitos. Las cuales son capacidades naturales de todo ser humano e inherentes a sus consecuencias favorables o desfavorables. Y, desde el arte, como capacidad natural y herramienta vital inseparable de las supervivencias reales, cotidianas, locales y globales en las que ha subsistido y subsiste el ser humano actual, proponen una práctica artística que nos ayude a visualizar, entender y responder desde los valores que nos perfeccionan a la antropofagia que nos deshace cada día. Esta es la esencia del colectivo Resiliencia.

Que el arte trascienda la política, la museología, la iconografía, el poder y las relaciones de poder, el control, el biopoder, la biopolítica, la masificación, la geopolítica y la misma supervivencia con el objetivo de generar en el ser humano la capacidad de que salve cada mañana una nueva razón para amar de nuevo. De que cultive y ejerza la libertad espiritual y moral en contra de nadie. De que entendamos que somos tránsito, que somos mucho más que el conjunto de una estructura física y orgánica y estamos relacionados unos con otros y con la responsabilidad que implica vivir podamos pensar, sentir, decidir y actuar ante la vida con raíces y propósitos cimentados en nuestra luz, en las virtudes que nos hacen crecer y recuperar la seriedad con la que jugábamos de niños.

Resiliencia implica que el ser humano se entienda como una obra de arte, como tierra fértil, como buena semilla y como labrador de su propia alma, siendo a la vez el alma de todos.